PIERCING SU HISTORIA...


Las diferentes culturas del mundo, a veces desconocidas por las sociedades más avanzadas, son la cuna de esta práctica, el piercing, como rito o señal de pertenencia a una u otra tribu. Muy diferente del destino del piercing en nuestra cultura:

Los esquimales, a pesar de que esto es muy desconocido, son los que originariamente emplearon los piercings de nombre "labrets", que en su mundo se practicaba en los jóvenes que pasaban de ser niños a adultos responsables con cualidades y aptitudes ya para salir a cazar con sus mayores.

Otro de los orígenes de la perforación corporal está en las tribus masai, en concreto en la población femenina, que deforman su cavidad bucal con discos para aumentar de tamaño la boca y alargan sus lóbulos llevando unos carretes metálicos de gran tamaño.

Otra tribu con tradición en perforaciones o piercings es la de los mursi que se ponen pequeños platillos en los lóbulos de las orejas.

Los guerreros Potok: portan en su boca un disco labial y se atraviesan el tabique nasal con una hoja de árbol.

Las mujeres de Nueva Guinea atraviesan con una espina de pez las aletas nasales y el tabique, mientras que los hombres llevan en el tabique dientes de pez.

Los Tinglits: En las mujeres de esta tribu se agujerean su cuerpo como muestra de paso de la la pubertad a una madurez en todos los sentidos, pero sobre todo sexual.

Las tribus Sioux, hacían a los jóvenes someterse a una prueba consistente en perforarse el pecho con garfios colgándose con cuerdas a un árbol hasta lacerar la piel, de esta forma demostraban que estaban preparados para ser guerreros.

Los antiguos mayas practicaban el piercing perforando el labio, nariz y orejas con las joyas mas caras que podían permitirse. Los indios Cashinawa se perforaban la nariz para insertarse plumas de colores que indicaban su rango.

Zonas: Origen de las diferentes formas de perforación: BOCA (labios y lengua), NARIZ (aletas y tabique), CARA (ceja, mejillas y orejas). El tragus está cada vez más solicitado, y es el piercing que se pone en la protuberancia cartilaginosa en la entrada del oído.

TIPOS DE PIERCING DIFERENTES FORMAS

MICRODERMAL: es una introducción de una pequeña joya dentro de la piel. Hay que tratarlo como una herida que tienes que mantener limpia para que no se infecte. Curación:

1.- Lava la herida con agua y jabón neutro retirando los posibles residuos que estén alrededor de la pieza.
2.- Aclarar con agua tibia y secar con papel. Repite esta operación por lo menos tres veces al día los primeros diez días.
3.- No des vueltas a la pieza. Rompes la fístula que se está creando y el proceso de curación comienza de nuevo.
 
Si notas algo extraño, no te retires la pieza, acude a nuestro estudio y te aconsejaremos el proceso a seguir. Si accidentalmente la pieza se te sale ven inmediatamente a que te la coloquemos porque si no hay muchas posibilidades de que se te cierre la perforación. Los tiempos de cicatrización varían según la zona y la persona.

OMBLIGO: El origen del anillado en esta parte del cuerpo es sin duda muy antiguo, pero cabe destacar su uso en la civilización egipcia, una de las más adelantadas a través de la historia. Dentro de la cultura egipcia, se utilizaba como símbolo diferenciador de la realeza.

Actualmente, es una de las zonas donde más anillados se realizan. Suele hacerse en el pliegue de la piel que hay sobre el ombligo y la perforación se mantiene abierta mediante un anillo durante la curación, que suele durar entre 4-6 semanas (el tiempo de cicatrización es de 4 meses a un año).

​NARIZ: Es de los piercings más sencillos y nació en las indias donde es habitual encontrarse con este tipo de decoración facial. Poco después los hippies de los 60 y 70 copiaron esta tendencia y hoy en día es uno de los más extendidos.

El anillado estilo hindú tenía un significado original muy alejado del actual, ya que hoy día es una de las perforaciones mas coquetas, sin embargo en su origen el significado que tenía era el de sumisión por parte de la mujer en la cultura India.

El tiempo de curación está en 4-6 semanas (el tiempo de cicatrización es de 2 a 4 meses).

SEPTUM: O tabique nasal, este piercing está presente en diversas culturas de todo el mundo y su origen se remonta a la prehistoria. Se practica en la fina tira de la piel, ubicada debajo del cartílago nasal, hundiendo los dos orificios de la nariz.

La perforación en el centro de la nariz (septum), tiene un origen más salvaje y procede del continente Africano, sin embargo fue muy extendido su uso en Estados Unidos entre las bandas de los Ángeles para tener un aspecto más duro.

Actualmente está resurgiendo y se está introduciendo colmillos de marfil, maderas talladas o cualquier otro detalle que recuerde al origen de esta práctica en lugar de las anillas de acero comunes.

El tiempo de curación está en 4-6 semanas (el tiempo de cicatrización es de 6 a 8 meses).

DILATACIONES: Los expansores o dilatadores a día de hoy se hacen por motivo estético más que simbólico como un piercing más, generalmente en las orejas, aunque en la antigüedad podemos encontrar diferentes significados de esta modificación corporal.

Es una modificación que era practicada por lo indígenas, diversas tribus en Africa, Asia, Sudamerica y otros lugares repartidos por todo el mundo, por motivos culturales, religiosos y tradicionales. La primera referencia histórica que se tiene sobre la expansión de lóbulos aparece en el faraón egipcio Tutankamon, en todas las imágenes y representaciones de este se puede observar esta modificación en sus orejas.

En la religión budista en la cual es común ver estatuas de Buda con lóbulos alargados y en ocasiones perforados, los lóbulos de grandes dimensiones indican gran sabiduría, así como también se cree que indica haber tenido un gran numero de reencarnaciones. Otras teorías más señalan que los lóbulos alargados eran una señal de bienestar, prosperidad y buena fortuna.